Buscar este blog

Cargando...

sábado, 22 de marzo de 2014

LA CHANCA DE CONIL : LO QUE LA VERDAD ESCONDE

Antes de la intervención. Patio de Almacenes: Al fondo el edificio de la Carnicería y el Pajar. 

Alteración de la fisonomía del patio de Almacenes. Edificio anexo de nueva planta. Carnicería y Pajar ocultos.


Antes de exponer lo que pensamos de La Chanca queremos dar el reconocimiento y agradecimiento que las administraciones no han dado a Antonio Santos García. Hubiera sido honesto que en el acto inaugural se hubieran dicho  unas mínimas palabras de gratitud (haberlo invitado a participar, hubiera sido lo correcto), porque si no es por su conocimiento, su  tesón y su labor -totalmente altruista-, la imagen que ofrecería este recinto hoy día sería, sin duda, la de muchos  bañadores y toallas de colores en los tendederos extensibles de los balcones de los pisos que se hubieran construido. Gracias a que movió Roma con Santiago e inició todo el proceso para que fuera declarada BIC (Bien de Interés Cultural), hoy la gente puede salir del recinto más orgullosa de “su Conil”. La lluvia de medallas y flores que se pusieron las distintas instituciones y los grupos políticos allí representados, se convertía en puro cieno al caer sobre la visión de la intervención realizada en el conjunto, quedando patente que ninguno ha sido capaz de entender lo que ha sido y es La Chanca…


El 14 de marzo de 2014 pasará a la Historia de la Villa de Conil como el día que se “recuperó” un monumento único en España y tal vez en Europa. Pero también como el día que se perdió un edificio único en España y tal vez en Europa.

Antes

Durante

Durante

Ahora (Obsérvese acabados: tejas, repellados, ventanas de aluminio...)

Quien haya conocido La Chanca antes de la intervención sabrá de qué hablamos. Un edificio industrial del S. XVI que por su actividad, tan específica, es difícil encontrar en otros lares o latitudes. Sólo existen algunos vestigios o dependencias a lo largo de la Costa Sur  y este de España y de otros países de la ribera mediterránea, como por ejemplo Italia. Andalucía nunca ha sido una región industrial, sin embargo hace cinco siglos poseía una de las industrias más prósperas que había en el todo el territorio nacional: Hasta aquí llegaban gentes de toda España para trabajar en las Almadrabas. En torno  a La Chanca se concentraban una de las actividades comerciales más rica de la época, que atraía mercaderes de varios lugares del mundo. Seguramente ninguna Chanca se ha conservado tan completa hasta nuestros días después de tantas centurias: El patio de Almacenes, el Patio de Trabajo, el Almacén de la sal, los cuartos del Capitán, del Contador, del Tesorero, la carnicería, el pajar, la cárcel, el Almacén de pertrechos, de barriles y cuñetes, cocheras y almacén de maderas…



Almacén de la Sal durante la intervención.

Almacén de la Sal concluidas las obras.

Almacén de la Sal: WC ¡en too el medio!

No vamos a extendernos ni en su historia ni en el proceso de adquisición de la Chanca a propiedad pública, sino en la intervención tan polémica a la que ha sido sometida: La alteración de su estructura mediante la adhesión de edificios de nueva planta en el patio central o patio de Almacenes, los acabados  y la adulteración y sustitución de elementos originales por otros, que bien podríamos denominar elementos de “low cost”: tejas viejas sustituidas por tejas rojas nuevas o puestas del revés, ventanas de madera y rejas de forja  por otras de aluminio lacado y rematadas con pretiles de granito o mármol, columnas y muros de piedra repellados…  Detalles que deforman el complejo que fue. Es una gran bofetada a los 500 años de historia que encierra este emblemático y particular sitio.


Almacén de Pertrechos. Columnas de piedras y artesonado de madera

Almacén de Pertrechos. Arcos repellados, ventanas de aluminio

Es un edificio en el que se ha intervenido más con la idea de usarlo que de conservarlo ¿Pero acaso era incompatible lo uno con lo otro?


¡Quinientos años!

¿Quinientos años?

¿Quinientos años?

Por un lado, la intervención en la Chanca está ligada a la época de la burbuja inmobiliaria. Una período donde el dinero se escupía con más rapidez que las tragaperras de las Vegas cuando dan premio, y había que buscar “razones” (pero no muchas), para que la Administración “soltara” más “pasta”. La Chanca se mira como un gran espacio y una excusa para albergar usos que no estaban contemplados en un principio. En primer lugar se da preferencia  a la construcción de un edificio de nueva planta que albergará el futuro  Museo del Mar, que alterará el Patrio de Trabajo  y posteriormente,  al que se ha construido anexo a la nave de la Sal y Carnicería partiendo en dos al Patio Almacenes, siendo éste el origen principal de la polémica.

Pajar y Carnicería.

¿Dónde está el Pajar y la Carnicería? Detrás del edificio nuevo.

¡Aquí está! Oculto tras el edificio de nueva planta.

Acabados lamentables.

En La Laja siempre hemos pensado que el museo ya estaba hecho: la mismísima Chanca. Y que el edificio destinado a ser Museo del Mar fuera el que arropara los contenidos añadidos, (por encontrarse en la parte más alejada del Conjunto) y así evitar que la planta de nueva obra rompiera la fisonomía original y la amplitud del mismo. Ahora está cegado al espectador el pintoresco rincón de la carnicería, y el pajar… En cuanto al  Museo del Mar, lo increíble es que con un presupuesto  de 6,9 millones de euros, esté en bruto porque no hay “pa más” y sólo se haya levantado la estructura externa… Es muy” curioso”, pero cuando uno hace obras en casa se paga lo presupuestado, y en las obras públicas siempre termina multiplicándose el gasto por dos, tres…  ¡Ya no ganamos “pa sustos”!


Patio de Trabajo. Pilas de salazón descubiertas durante la intervención en el Patio de Trabajo.

Edificio de nueva planta sobre el Patio de Trabajo. ¿Dónde están las Pilas de Salazón?

Museo del Mar en bruto. ¿En qué década se acabará? Bajo tierra están ocultas las Pilas de Salazón. ¿Verán la luz algún día?

Museo del Mar en bruto. ¡Siete millones de euros y ha faltado dinero!

Esto debería haberse acabado. Entraba dentro del presupuesto.

Por otro lado, la actuación en la Chanca también está ligada a las tendencias o modelos que en estos últimos años  la Junta de Andalucía ha impuesto dentro de su política de intervención urbanística sobre  edificios históricos. Sin dejar al margen, por supuesto, el  “estrellato” que buscan muchos arquitectos que, a falta de una creación propia –como Frank Gehry y su mundialmente famoso museo Guggenheim-, intentan conseguir la gloria a través de un trabajo que le aporte un buen párrafo que añadir al Curriculum -no tiene mucho sentido que en la Iglesia de San Vicente de Sevilla del S. XIV de estilo gótico-mudéjar se pusieran puertas actuales sólo para dejar impronta del año 2000, por poner ejemplo-. Aunque hay grandes profesionales que intervienen de forma muy acertada sobre nuestro patrimonio, a veces -por desgracia- actúan a modo de vampiros o parásitos sobre las obras de aquellos maestros legendarios -algunos anónimos pero muy grandes-, extrayendo la sangre de sus obras, o sencillamente no han sabido captar la importancia del conjunto, como sí lo han hecho en otros lugares. No sólo tiene valor una Catedral, una iglesia o un palacio.

Nuevo conjunto de la Chanca.

Nuevo conjunto de la Chanca

Nuevo conjunto de la Chanca

Nuevo conjunto de la Chanca

Patrio de Trabajo de la Chanca con edificios de nueva construcción.


Guggenheim: Interior

Patio de la Chanca

No tiene mucho sentido que el patio del S. XVI de La Chanca luzca lleno de pinceladas minimalistas y rincones de diseño oriental  con tanto suelo de maderita, piedra blanca, arriates Zen y luminarias camufladas. ¡Quien vea este espacio no le echa 500 años! Nada tiene que ver el actual patio de Almacenes de la Chanca con lo que era. La intervención ha sido desafortunada.

Patio de Almacenes: Cuartos altos del Capitán, Tesorero, Contador... y Almacén de Pertrechos.

Patio de Almacenes.

La Chanca va a gustar mucho. Es un espacio nuevo, amplio, limpio y con rincones cargados de historia… Como nuevo  espacio no está feo, pero tampoco es una preciosidad. A nadie deja indiferente. Llama la atención por ser “moderno”, grande y con una estética,  que  aunque algo fría, invita al sosiego. Pero  poco honor se hace a la memoria de Conil con esta intervención, ni  a sus orígenes, ni a la relación tan íntima que mantiene desde hace siglos, con ese magnate del mar que es el Atún Rojo. Paseando por sus heridos patios -casi tocados de muerte- no se tiene la sensación de que vayamos a encontrarnos con el pasado de los Almadraberos u Hombres de la Mar, sino más bien con las “memorias de una Geisha”…


Casa particular de diseño japonés.

Patio nuevo de la Chanca que da a la antigua Carnicería y el Pajar.

Casa de diseño Japonés.

La Chanca.

La Chanca

La Chanca

Casa de diseño minimalista

La Chanca

Casa de diseño minimalista

La Chanca

Es una pena que no se hicieran unas jornadas de puertas abiertas cuando pasó a ser propiedad municipal como las que se han hecho para su reapertura. Así “los hijos de de Conil” hubieran tenido la oportunidad de contactar con sus ancestros a través de esos muros antes de ser repellados y falseados, y la gente hablaría con más propiedad y conocimiento. Nos  llama la atención el hecho de que casi todos los que la han visitado hasta ahora, hablen de la “buenísima restauración” realizada sólo porque han visto, en exposición, unas fotos que muestra un antes y un después. Hubiera valido un abrazo del hombre con sus piedras para cambiar de opinión.  La Chanca no se ha restaurado, se ha rehabilitado (este era el cometido), pero mal.

Exterior de La Chanca antes de la intervención.

Exterior de la Chanca durante la intervención.

Muchos de los que la conocieron antes y han vuelto ahora, están siendo bastante más críticos. No culpamos a la gente por apreciar lo que están viendo. Es muy normal, no que les guste, sino que les encante, ya que ojos que no vieron…

Patio interior de La Chanca

Patio casa japonesa

Resumiendo, La Chanca no es La Chanca. Es un despropósito. Lo  mejor es el Almacén de la Sal (¿pero cómo se puede poner un WC en medio?), y el hecho de que el recinto pueda  ser usado  por el pueblo de Conil, aunque ahora sólo lo haga a menos del 50% de lo previsto.  Evidentemente está mejor que una promoción de viviendas o que el abandono al que estaba sometida. ¿Bonita? Sí, no podemos decir que esté fea como espacio nuevo, pero como Chanca está feísima. Esto no es La Chanca.  Ha perdido toda  la magia que la envolvía. Está totalmente fuera de época.

Ventana exterior de la Chanca antes de la intervención

Ventana exterior de la Chanca durante la intervención. Destacar que el lugar es el mismo.

Sólo queda esperar que algún día suceda  lo que se dijo en  la charla organizada por el Ayuntamiento de Conil en la Casa de la Cultura: Que estas actuaciones eran reversibles y que en cualquier momento el edificio anexo se podría demoler y recuperar el conjunto original. Esto seguro que se hará cuando empiecen a funcionar de nuevo las máquinas tragaperras...



LO QUE DECÍAN Y LO QUE DIJERON:

-Las Normas Subsidiarias de 1984 crean la U.E. V-9 (La Chanca), unos
12.000 m2 (incluyendo Santa Catalina), que permitía construir entre 50 y 60  viviendas, en esta zona “degradada” del Conjunto Histórico…En 1991, accede a LA alcaldía D. Saturnino Iglesias Pérez, que activará el P.E.R.I. de La Chanca:

-1991, Se pide autorización a Cultura para demoler la vieja Parroquia, “en ruina”, conservando solo Torre y presbiterio
-1992, Objetivo: construir 50-60 viviendas y conservar solo “algunos” edificios de interés
-1993, Convenio Ayuntamiento-Obispado: se permuta: Stª Catalina por iglesia del Convento
-1994, Proyecto de urbanización de hasta 60 viviendas en 10 bloques de 2 plantas y uno de
3 plantas, con tráfico rodado dentro de La Chanca, de la que se conservará muy poco
-1995, D. Saturnino pierde las elecciones, con su proyecto aún sin aprobar…

-Entre 1995 y 1997, durante la alcaldía de D. Antonio Roldán, se paraliza el P.E.R.I. y se aprueba inicialmente el PGOU:

+El Patio de Almacenes se destina a zona verde y de equipamientos, sin especificar
+Se reducen de 60 a 34 las viviendas a construir, 19 de ellas dentro de La Chanca
  
-14 DE MARZO DE 2014:

 Antonio Roldán: 

"Yo he visto esto a lo largo de los años. Conseguimos hacerlo público, que fuera declarado Bien de Interés Cultural y modificamos el plan general urbano. Estoy muy contento"


  (Fuente: Diario de Cádiz el 15 de marzo de 2014)

PS:  Antonio Santos García en 1997 ante este panorama decide, por iniciativa propia, comenzar el proceso para que La Chanca fuera declarada BIC (Bien de Interés Cultural)...

                  ¡Y LO CONSIGUIÓ!